Squirting, eyaculación femenina y el masaje erótico.

squirting y eyaculación femenina

En primer lugar hay que definir algunos conceptos ya que existe un cierto tabú sobre el squirting y sobre la eyaculación femenina que hay que aclarar antes de continuar… porque sí, en serio… es cierto, el squirting existe.

Diferencia entre squirting y eyaculación femenina.

El squirting, vocablo de origen inglés, viene a definir el suceso de la expulsión de líquido desde la vagina y se suele confundir con la eyaculación femenina porque puede parecer el mismo suceso.

La diferencia está en que la eyaculación femenina está regulada por las glándulas de skene, una especie de próstata femenina y es una sustancia diferente a la del squirting, que es producida en la vejiga y es orina diluída.

Por norma general se utilizan los términos indistintamente y en el imaginario común de uso, se tiende a simplificar el concepto pero conocer la diferencia puede hacer más accesible el camino para tratar de alcanzarlo.

Segundo, es necesario hacer un spoiler y por muy mal que quede el contar el final de la historia, nos debemos a los hechos y es uno que algunas mujeres no podrán disfrutar de la eyaculación femenina porque depende de la anatomía. Al menos esto es lo que indican los expertos, pero hay tanto que se desconoce que es posible que esta sea una convención o que tal vez, depende de varias circunstancias que puedan cambiar a lo largo de la vida. Esto no es ni mejor ni peor, por tanto es algo con lo que nadie debería obsesionarse.

Esta limitación se debe a las glándulas de Skene, son las que influyen en este proceso y no todas las mujeres las tienen completamente desarrolladas. De manera paralela, al margen del asunto anatómico, existe un tabú sobre la confusión con el propio squirting y la incontinencia.

De ahí la importancia de conocer las diferencias ya que muchas mujeres se inhiben y limitan al pensar que sufren de incontinencia, cuando el squirting puede producirse fuera del orgasmo si la excitación es suficiente, no teniendo por tanto ninguna relación con la incontinencia urinaria.

Para ser más claros y directos, la eyaculación femenina se produce durante el orgasmo mientras que el squirting puede producirse también fuera del orgasmo.

Squirting y el masaje erótico

Squirting y el masaje erótico.

Tanto para un hombre como una mujer es natural el tener una experiencia sexual lo más intensa y memorable, por tanto, conocer nuestro cuerpo, como estimularlo y librarnos de tabúes y limitaciones sin sentido es parte de esa exploración que os invitamos a llevar a cabo.

Aquí es donde entra el masaje erótico, donde en este caso el protagonista indiscutible es la mujer y sus zonas erógenas.

Por supuesto, para alcanzar un squirting y aunque parezca una tontería por ser obvio, es recomendable beber agua abundante y acomodar el lugar con toallas o como se considere conveniente para evitar incomodidades.

Un segundo elemento ya no es tan obvio pero sí de gran importancia porque es mejor orinar antes de intentarlo, de ahí la importancia de estar muy bien hidratada. Esto se explica porque la sensación del squirting se parece a la de orinar, por eso, si tu vejiga se ha vaciado previamente, podrás tener la seguridad que no es por orinar y podrás dejarte llevar para disfrutar de lleno del squirting.

Tercero, el punto G es la parte más importante porque será la que active todo el proceso, al final, la búsqueda es semejante a la del orgasmo, con lo que siempre se recurrirá a las virtudes del masaje sensual, estimulando las mismas partes y recurriendo a las mismas técnicas que en cualquier otro masaje de este tipo.

Una de las ventajas del masaje erótico es dejarse llevar, soltar el volante y que otra persona sea quien lleve a cabo la acción. La virtud del masaje sensual es que no sabemos qué va a hacer para excitarnos, pero mejor si cabe es que la persona que te dará el masaje podrá poner toda su atención en conseguir que te sientas bien y en el caso del squirting no se trata solo de llegar al orgasmo si no de excitar el punto G hasta el punto en que se encuentre extremadamente sensible, lo que significa que podrá provocar más sensaciones a través de las caricias en el resto del cuerpo y tu solo has de dejarte ir.

Este apoyo es muy necesario ya que una de las absolutas ventajas del masaje erótico para el squirting es que no se consigue necesariamente con la penetración y que la estimulación de otras zonas como el clítoris, la zona anal y los pezones será de gran importancia para culminar.

Por último, el acto reflejo durante un squirting puede ser el de controlarlo y cortarlo, al contrario que con un orgasmo y es algo que has de ir probando y aprendiendo para dejar que fluya.

Leave a Reply